img2EDITORIAL 

Belén de Bajirá entre Antioquia y Chocó

Muchas pueden ser la razones de los líderes del Chocó para que el corregimiento de Belén de Bajirá sea parte del mapa político y administrativo de su departamento.

Ante tal perspectiva es sano recordar que este corregimiento por años ha sido administrado por los Antioqueños, es próspero, además, tiene sus necesidades básicas cubiertas. La labor la viene haciendo el municipio de Mutatá y la Gobernación de Antioquia.

¿Que podría motivar a un pueblo Antiqueño dejar de serlo y pasar a ser Chocoano?
Es de esperar entonces, que traten de llevarse a Belén de Bajirá para superar lo hecho por Antioquia: mejorar su calidad de vida, su colegio, su centro de salud, sus vías, su puesto de policía y lo principal, políticas públicas serias para niños, niñas y adolescentes. Llevárselo obliga a mejorar todos los pueblos del Chocó y tratar de igualarlos al corregimiento. Es decir, asegurar las partidas presupuestarias, no sea que la propia gente no quiera irse -no quiera dejar de ser Antioqueños- porque están acostumbrados a tener sus necesidades básicas cubiertas. ¿Por qué no les preguntan a los habitantes? La constitución del 91 nos da herramientas para eso.
En el año 2007 con el fin de tomar posesión de su municipio, la Gobernación del Chocó abrió una oficina en Belén de Bajirá, le puso un gran aviso que decía: “GOBERNACIÓN DEL CHOCÓ- BIENVENIDOS” anocheció, pero no amaneció, la misma gente muy comedidamente les pidió que se fueran.

¿Quien en Colombia querrá pertenecer al Chocó si los políticos chocoanos tienen la chapa de ser los más corruptos del país?

A todo esto se suma que Antioquia tiene un municipio vecino al Chocó: Vigía del fuerte, lo separa el río Atrato de Bellavista que pertenece al Chocó, el Pueblo Antioqueño con todas sus necesidades cubiertas, alcantarillado, agua, calles organizadas, banco, y aeropuerto con un avión pequeño que va desde Medellín. Basta darse una pasada por el pueblo chocoano, brilla por sus necesidades, por el abandono, por su desesperanza.

Más allá que el Chocó aspire a gobernar a los Beleños, los municipios del norte del Chocó: Acandí, Capurganá, su corregimiento Sapzurro, Triganá, dependen en comercio y comida del municipio de Turbo (Antioquia), desde allí se llevan todos los suministros, combustible y vienen sus habitantes al médico y diligencias.
Pero hay más, la vía que va desde Medellín a Quibdó, la nación le ha girado varias veces los dineros, sin embargo, es una trocha que hasta muertos y dolor nos ha dejado. Se han perdido estos recursos en manos de los corruptos. De hecho, Colombia, sus Presidentes siempre les han girado los dineros para las políticas públicas que se pierden en la corrupción. Además, no podríamos olvidar que los niños chocoanos morían de hambre: se descubrió que les estaban dando los nutrientes enviados a los CERDOS.

Entre otras cosas, el municipio de Ríosucio a orilla del Río Atrato siempre presentó la necesidad de energía. El problema se solucionó porque Antioquia le llevó hasta allá los postes, le fue suministrada la energía. Además, para cubrir sus necesidades de médicos, mercado y muchas de sus diligencias tienen que ir a Turbo, municipio Antioqueño en la zona de Urabá, lo hacen por medio del Rio Atrato o en vehículo pero en verano porque la carretera en invierno es imposible debido a la falta de manteniendo por parte de la gobernación del Chocó.

Algunas veces y debido a la alta corrupción en el Chocó surge la idea de repartir el Departamento entre Antioquia, Risaralda y Valle del Cauca, desaparecer el Chocó. En los corrillos se murmura que la principal razón para querer llevarse a Belén de Bajirá es por los dineros que le entraría al Chocó por tener un nuevo municipio, dineros que se perderían en la corrupción.

En el año 2007 el consejo de Estado reconoció que durante 32 años Antioquia le ha prestado los servicios públicos a Belén de Bajirá, hasta hoy van 41 años donde este Departamento ha estado atento al corregimiento, cubriendo sus necesidades básicas. Sus habitantes han asistido a las urnas durante este tiempo a votar por los líderes antioqueños y han pagado sus impuestos en este Departamento.

Desde hace 15 años, el Chocó reclama a Belén de Bajirá basado en la ley 13 de 1947 que establece los límites entre Antioquia y Chocó, pero la ley 1447 de 2011 le da facultades al Congreso para regular los deslindes que surjan en el territorio Colombiano.

Para concluir, llevarse un corregimiento a pasar necesidades es mejor dejarlo de este lado. Los Antioqueños no es que sean la última fría del desierto, pero si están mejor siendo de Antioquia.

Que el pueblo decida.

2,035 total views, 1 views today

TEMAS RELACIONADOS

Leave a Comment