image_content_26352460_20160628200412POLÍTICA SUCESOS 

¿Cómo sería la participación política de las Farc?

A la propuesta de la fundación Paz y Reconciliación sobre darle de manera directa y por dos periodos seguidos nueve curules a las Farc, en Senado, y la creación de 17 zonas de circunscripción especial de paz en todo el país, en la Cámara de Representantes, la mayoría de opiniones concuerdan en la dejación de armas de los subversivos y el inicio de sus carreras políticas. Pero hay discordia en cómo debería ser esa participación en el Legislativo.

Para el senador John Jairo Roldán, codirector del Partido Liberal, está claro que las Farc una vez dejen las armas puedan hacer política, que puedan ser elegidos. Sin embargo, aclarando que su opinión es personal, “ellos no pueden tener privilegios distintos a los establecidos en la ley, deben ser elegidos a voluntad popular como todos los demás”.

Por su parte, Jimmy Chamorro, senador del Partido de La U, cree que “inicialmente hay que conceder unas curules directas de manera temporal, pero por un solo periodo”. Aunque agrega que eso se definirá después del Acuerdo Final.

Desde el Centro Democrático, el senador Iván Duque, afirma que “esas curules a dedo serían un premio a una organización que solo ha sembrado odio y dolor en el país. Si ellos quieren participar en política, primero no pueden tener personas que hayan cometido delitos de lesa humanidad y si quieren llegar al Congreso, pues que se lo ganen en igualdad de condiciones”.

Lo que se propuso
Ariel Ávila, subdirector de la fundación Paz y Reconciliación, explica que ese grupo insurgente “debería tener nueve cupos directos al Senado por dos periodos legislativos, más un año del actual”. Esto quiere decir que si el Acuerdo Final se firma en julio, la dejación de armas termina en enero de 2017 y en marzo las Farc ya podrían tener sus curules, que según esta sugerencia, “se renovarían en el 2018, 2022 e irían hasta el 2026”.

Argumenta Ávila que la cifra de los nueve cupos no es arbitraria, “porque sale del siguiente cálculo: en los años 80, se hizo un acuerdo para que la Unión Patriótica participara en política, y ese partido llegó a tener numerosos funcionarios que fueron masacrados y como el actual modelo es de justicia restaurativa, pues hay que restaurar esas curules”.

Sobre la otra la propuesta, en Cámara de Representantes, Ávila dice que no se habla de cupos directos, “sino de elecciones normales con circunscripciones especiales, por eso proponemos que sean 17, ubicadas en igual número de zonas del país (ver ayuda) y en las que sus habitantes podrán votar doble tarjetón, osea a la cámara regional ordinaria y a la cámara de paz”.

EL COLOMBIANO

44,331 total views, 3 views today

TEMAS RELACIONADOS

Leave a Comment