SUCESOS 

“El desorden lo armaron los alcaldes”: Guachiman del Palacio de Nariño

El señor Jaime Henriquez Gallo, empresario bananero, político, dirigente de Urabá, miembro de la Junta Directiva de Augura y de Uniban y promotor de varias empresas como la Zona Franca entre otros grandes proyectos, quien le debe todo a Urabá, si sabe el valor de lo que representa un alcalde en esta región. Jaime y Juan Camilo Retrepo presidente de Augura, anfitriones del Presidente Juan Manuel Santos, del ex- presidente César Gaviria, y de los deportistas olímpicos, se hablan ocupado de sus ilustres visitantes. Ellos, estaban más entretenidos de que hubiera buen público para que cuando Juan Manuel Santos, el presidente de los colombianos llegara con su comitiva que incluía a Mauricio Lizcano el presidente del Senado, hubiera bastante gente. Más de 400 invitados donde estaban las asociaciones de víctimas y los estudiantes del SENA. Ahí estaba asegurado el voto por el SI.

Mientras los anfitriones en mención manejaban ese protocolo, los humildes alcaldes de Urabá, Alejandro Abuchar, Eliecer Arteaga, Daniel Álvarez, Jaime López, Ovidio Ardila, Manuel Cuesta, Jorge Eliécer Maturana, Jorge David Tamayo, Daniel Álvarez, Jairo Ortiz Julia Esperanza Medrano y Lorenzo Acuña, y el alcalde de Dabeiba, habían traspasado la cerca que dividía la carpa de la cancha de fútbol del parque de Zungo .donde sentarían al presidente.

Cuando los alcaldes se aglomeraron en conjunto, los periodistas nos dirigimos hacia donde ellos estaban. La curiosidad, nos llamaba. Luego fue llegando Yubergen Martinez, momento propicio que aprovecharon los alcaldes para tomarse fotografías con el medallista olímpico de plata.

Una mujer policía cuidaba la portería para que la gente no se pasara de corral, como cuando están seleccionando el ganado fino. ¡Ah, sorpresa! Un fuerte regaño se ganó la agente de policía de uno de los “ guachimanes de la guardia presidencial, que se vuelven extravagantes, y nos dan el trato de “ bandidos”. ¡Es que el desorden lo armaron los alcaldes!, le gritó airado.

Lo que los anfitriones no se daban por enterados, es que los alcaldes, todos en comunión, estaban armando la agenda de peticiones que le entregarían al presidente Santos.

Después de cuatro horas de espera, llegó el mandatario presidencial. Bajo la sombra de un kiosco junto al restaurante, los alcaldes armaron el cónclave con un rosario que incluyó las siguientes letanías diseñadas por Ovidio Ardila alcalde de Carepa: Acueducto Regional, Electrificación para Vigía del Fuerte, Vías por concepto de regalías, traslado de Murindó y Educación. “ No pidan nada sobre Belen de Bajira” porque los chocoanos estan pidiendo lo mismo, asì que no le pudieron cumplir a Jairo Ortiz el alcalde de Mutatá, proceso que había quedado como compromiso en la cumbre de los alcaldes en Murindò el pasado 27 de agosto.

Volvemos con los “ guachimanes”. La obstaculización y el trato que le dan a la prensa regional como si se tratara de delincuentes. El único mal que hacemos en estas visitas, es poder buscar un buen rincón que nos dé un excelente registro para la memoria histórica. Un trabajo que hacemos a cambio de nada, sin recibir honorarios. Un trabajo de prensa que hacemos porque nos gusta. Correr con nuestras cámaras y nuestras grabadoras para dejar un buen informe para los lectores, oyentes o televidentes.

Pero el caos de esa visita presidencial a quemaropa que tardó cuatro horas, tenía una razón: En palacio, frente a una moderna pantalla, el presidente aplaudía el triunfo de Nairo Quintana. Y hasta que no coronó su ultima línea, el avión que lo traía con destino a Urabá, no despegó para llegar a la 1:00 de la tarde, cuando un sol ardiente quemaba en las afueras, cuando el coronel Dangond y el comandante de la Policía, se asaban del calor bajo una carpa impermeable.

El hambre empezó a cobrar el retorcijón de la desesperada audiencia, la gente comenzó a bostezar. Cuando ya cansados, empezaron a repartir unas empanadas que ordenó Augura que solo alcanzó para los más vivos.

Antes que salieran para la multitud, nos tocó insistirle al director de Camacol Álvaro Paredes que sirvieran las empanadas para los alcaldes. Solo dio la orden de 5, que deberían alcanzar para los 11 alcaldes, sus escoltas y uno que otro asesor que se coló con los mandatarios. Uno de los alcaldes que requiere de mucho oxígeno, les echó mano a dos empanadas, así que solo quedaron tres, y se aseguraron para los menos hambreados.

Entonaron los himnos, empezó el evento, y los deportistas recibieron placas de reconocimiento finalizando la jornada con las canciones de paz de Antony y Beicon y luego con la reunión de alcaldes. Volvemos con los “ guachimanes”. El retardo de Ovidio Ardila último en entrar, tuvo que soportar la humillación más grande, mientras verificaban quien era, lo mismo les pasó a los empresarios bananeros Oscar Penagos y Raúl Restrepo. “ Ustedes no están registrados para esta reunión de alcaldes”, les dijeron.

A manera de reflexión, “pedimos más consideración con la prensa regional y con los alcaldes, personas que lo único que han hecho, es servirle a Urabá. Le dejamos esta tareita a Juan Camilo Restrepo y a Jaime Henriquez, que, por lo regular, son ellos los que reciben la clase politica bogotana y antioqueña en Urabá.

61,328 total views, 1 views today

TEMAS RELACIONADOS

Leave a Comment