CULTURA 

La Orquesta Sinfónica de Urabá, compite con calidad

El Instituto Uniban ha descubierto los talentos de lo que en el futuro, serán los violonchelistas, violinistas y saxofonistas, de la Escuela Sinfónica. Cuatros Municipios, hacen parte del Proyecto.

Por: María Hortensia Castro Hernández / Directora EL HERALDO DE URABÁ

“La historia relata que en 1841 Otto Nicolai fue director del Kärntnertortheater y que presentó su orquesta con motivo del primer concierto, compuesto por todos los miembros de la orquesta de Teatro de la Corte Imperial”. En 1842 formó la “Academia Filarmónica.”

En Urabá, en el mes de marzo de 2015, los primeros pinitos para conformar una Orquesta Filarmónica, los sembró don Guillermo Henríquez Gallo, a quien los miembros de junta directiva y en cabeza del doctor Luis Fernando Arango, se logró crististalizar ese sueño que ya dió los primeros frutos: participar en el Festival Universo del Sonido, un programa organizado por el Conservatorio Tchaikovsky que se llevó a cabo los días 29 de mayo y el 6 de junio en Moscú y tuvo como exponentes los estudiantes Simón Lozada Zapata tocando el violonchelo y a Mariana Zapata tocando la viola.

En el mes de marzo de 2015, el antioqueño Camilo Giraldo se vinculó al Instituto Uniban. Venía de dirigir la Orquesta Sinfónica Juvenil de Antioquia y empezó con un grupo de jóvenes talentosos del Instituto donde su satisfacción es completa por los “avances notorios. Aprovecho para felicitarlos en público. Son chicos que llevan en el proceso año y medio y más que exitosamente han avanzado por fuera de lo esperado. Eso es muy gratificante para mí como maestro de ellos y la sinergia en que se esta convirtiendo la Orquesta Sinfónica para Urabá”, afirmó el directivo.

El 18 de abril, llegó la rusa Anastasia Novotiloba. Una encantadora maestra de la música. Con su paciencia, su estilo, y su armonía musical, ha conquistado los corazones de los niños de entre 9 y 11 años. “Aquí lo que hay es talento”, dijo, mientras brillan sus ojos color zafiro detrás de unos diminutos lentes.

“Este grupo de niños de los grados tercero, cuarto, quinto, se encuentran en el proceso de formación musical. Son la base del semillero para después tocar los instrumentos y seguir adelante en la formación. Están aprendiendo las notas musicales como qués es el ritmo y estan aprendiendo a cantar”.

El Proyecto

El Proyecto Escuela de Práctica Orquestal Sinfónica en la Región de Urabá, se realiza gracias al convenio firmado con el Ministerio de Cultura y la Caja de Compensación Comfamiliar Camacol, tuvieron la oportunidad de despertar el interés por la música en todas sus facetas y contribuir a que ésta sea patrimonio del mayor número de personas.
Otras experiencias en la formación.

Hace pocos días el francés Phillippe Fournier, quien es el Director artístico y fundador de la Orquesta de Cámara de Lyon – Francia, realizó en Urabá el Primer seminario de técnicas de enseñanza y dirección musical, dirigido a estudiantes, docentes y músicos que forman parte de la Orquesta Sinfónica de Fundaunibán.

Un sueño de los Altos Directivos

Nelly Yaneth Arango, rectora del Instituto, señaló que este es un proceso que están iniciando los niños como una “formación para la vida”. Primero deben adquirir ese profundo conocimiento de lo que significa la música para ellos y es un orgullo sabe que el Instituto está contribuyendo en el descubrimiento de los talentos, dijo la rectora.

“Calidad de vida, Cosecha de calidad”

Consolidar un proceso diferente a los tambores, fue lo que dió origen a la creación de la Orquesta Sinfónica, reseña Patricia Posada, Gerente de Fundauniban. Se empezaron a buscar los recursos para lograr ese sueño de manera experimental, y de esta manera se hace eco al slogan Fundauniban “ Calidad de vida, cosecha de calidad”. Paso a paso, se fue vislumbrando la aceptación del Proyecto, y ello motivo a que Comfamiliar Camacol, se vinculara con otros apoyo.

¿Qué es una Orquesta sinfónica?

La orquesta sinfónica u orquesta filarmónica es una agrupación o conjunto musical de gran tamaño que cuenta con varias familias de instrumentos musicales, como el viento madera, viento metal, percusión y cuerda. Una orquesta sinfónica o filarmónica tiene, generalmente, más de ochenta músicos en su lista.

Instrumentos musicales de la orquesta sinfónica

La orquesta de cámara o sinfónica típica consta de cuatro grupos proporcionales de instrumentos musicales similares, por lo general aparecen en las partituras en el siguiente orden (con sus respectivas proporciones indicadas):

Viento madera: 1 flautín, 2 flautas, 2 oboes, 1 corno inglés, 2 clarinetes y 2 fagots. Ocasionalmente también se incluyen 1 clarinete bajo o 1 contrafagot y saxofones

Viento metal: de 2 a 5 trompetas, de 2 a 6 trompas, 2 o 3 trombones tenores y 1 o 2 bajos. Ocasionalmente, 1 tuba.

Percusión: varía muchísimo dependiendo de la obra, pudiendo encontrar timbales y caja.

Cuerdas: 40 violines, de 8 a 12 violas o más, de 8 a 12 chelos o más y de 5 a 8 contrabajos o más. Ocasionalmente también se incluyen arpa y piano.

Cada sección de la orquesta tiene una colocación determinada de 15 tipos de instrumentos, que ha venido siendo normalizada por la potencia sonora de los instrumentos. Así, los instrumentos de cuerda se sitúan al frente, de más agudo a más grave, detrás se colocan los instrumentos de viento, primero madera y luego metal, y al final se colocan los instrumentos de percusión y el piano.

De estos instrumentos, hay muchos que son el corazón de la orquesta y nunca se renuncia a ellos, y otros que son auxiliares y no siempre aparecen en la orquesta, pese a ser parte del modelo estándar. Por ejemplo, los violines son imprescindibles pero el piano no siempre se encuentra.

Director de orquesta

El director de la orquesta cumple con una función principal respecto a la orquesta sinfónica, puesto que es él el que la dirige e incluso da la formación musical.

Es una persona que no sólo mantiene el tiempo de la pieza y da las entradas de los instrumentos para que la interpretación sea coherente, sino que debe interpretar la partitura según el concepto “global”, manteniéndose fiel al espíritu original de la obra pero dando una visión personal.

Voces de los alumnos

Simón Lozada Zapata

Toca el violoncheo, sus conocimientos que antes eran empiricos los convirtió en una fortaleza para hacerse profesional. Pero con el pàso del tiempo vió como el proceso esta cogiendo cada vez más a Urabá.

Mariana Zapata

Toca la viola. Narra que nunca se había acercado a la música No sabía en lo que se estaba metiendo, pero es muy satisfactorio verse hoy tocando este instrumento. Se ve como un gran profesional, pero nunca dejando atrás la música.

“La música es algo de mi”

La experiencia es muy gratificante que le han servido para superar ciertas barreras tanto en lo personal como en lo profesional. La música y yo, somos una sola unión, ya se volvió algo de mi vida, dice otro de los integrantes.

4,076 total views, 3 views today

TEMAS RELACIONADOS

Leave a Comment