DERECHOS HUMANOS SUCESOS 

Más de 100 familias están encerradas en Chocó por combates de grupos ilegales

La Defensoría de Pueblo se reunió con la comunidad de Riociego, una de las más afectadas por los enfrentamientos. FOTO CORTESÍA

10/23/2015. Cerca de 250 personas se encuentran confinadas luego de que por lo menos 300 supuestos integrantes de la banda criminal “los Urabeños” llegaron desde el pasado septiembre al área de las cuencas de Salaquí, Cacarica, Domingodó y Truandó, en el norte del departamento de Chocó.

Desde ese momento se han registrado cinco enfrentamientos armados entre ese grupo delincuencial y guerrilleros de las Farc y Eln.

Jorge Enrique Calero, director del Sistema de Alertas Tempranas de la Defensoría del Pueblo, describió lo que encontró en la zona, luego de una visita con Naciones Unidas. “Lo que observamos durante las misiones humanitarias fue el accionar de los grupos armados ilegales, en especial la incursión armada de ‘los Urabeños’, que llegaron el 4 de septiembre con unos 300 hombres fuertemente armados, ejercen el control territorial, mantienen confinada a la población, han sembrado minas antipersonal y se han enfrentado con las Farc y el Eln”.

Según la Defensoría del Pueblo, en las cuencas afectadas por los enfrentamientos habitan unas 10.00 personas; sin embargo, la comunidad de Riociego es la más perjudicada: por los combates, allí se tuvo que improvisar un albergue temporal en la cancha del colegio, para reunir a los 159 habitantes y evitar afectaciones. “Las minas instaladas por los actores armados impiden que las personas salgan a cazar, a pescar o realizar cualquier actividad cotidiana”, aseguró Jorge Enrique Calero.

Ya no hay combates
El Ejército y la Secretaría de Gobierno de Chocó coinciden con la versión de la Defensoría sobre los combates, no obstante aseguran que desde más de una semana no se repiten y que actualmente hay libre movilidad de las comunidades.

“La gente de la zona está asustada y prefiere no moverse por un accidente con una mina antipersonal en el que resultó herido un civil la semana pasada, sin embargo la tropa tiene controlada toda el área y no se tiene conocimiento de desplazados”, aseguró el general Leonardo Pinto, comandante de la Séptima División del Ejercito, y agregó que gracias a información de inteligencia militar se cree que los enfrentamientos entre ilegales dejaron un número indeterminado de combatientes muertos.

Señaló además que la posible presencia del segundo cabecilla de “los Urabeños”, Roberto Vargas Gutiérrez, alias “Gavilán”, habría provocado el incremento de delincuentes en la región.

El Ejército anunció que para la próxima semana ingresará a la zona minada un grupo del Escuadrón Antiexplosivos y Demoliciones (Exde) para ubicar y detonar de forma controlada las minas.

Por su parte, la Defensoría programará una nueva misión humanitaria con otras instituciones, para llevar ayuda alimentaria, médica y sicológica a las personas afectadas.

513 total views, 1 views today

TEMAS RELACIONADOS

Leave a Comment