Se encadenó en protesta por los peajes

Ocho horas después de encadenarse se lo llevó la policía. John Jaime Urrea, agradece el don que Dios le dio para servirle a la comunidad. Le pidió excusas a su familia por tomar esta decisión. Este es un mecanismo de presión para que el gobierno ceda a la reubicación. Finalizando diciembre, el regalito del Niño Dios son los peajes para empezar los recaudos. Por: María Hortensia Castro Hernández/Directora EL HERALDO DE URABA Los tres metros de cadena que bordean el cuerpo de John Jaime Urrea, soportados con un sencillo candado…

574 total views, 1 views today

LEER NOTICIA