img9REGIONAL 

Urabá ha sido sinigual para Carlos Pinilla

“Esta región tiene algo muy especial, nos amarra y nos compromete para siempre”: Carlos Pinilla

A sus 23 años, con el diploma de Ingeniero Agrónomo que le otorgó la Universidad del Tolima, Carlos Pinilla llegó a Urabá en el mes de enero de 1997. Aquí lo esperaba su tío Mario Gallego quien administraba un grupo de fincas de banano, también su Papa Hernando Pinilla que laboraba en el Sena en ese momento. . “Con una mano adelante y con otra atrás” llegué a esta hermosa región y siete meses después consiguió trabajo en la comercializadora C.I. UNIBAN S.A

Como eran pocos productores, Pinilla “era una madre para todos”, cuenta un productor. Trataba las personas con cariño, y como era tan cuidadoso con los indicadores de producción, se daba cuenta cuanto rendimiento tenía. “Venga, que está pasando, yo le ayudo a mejorar, en que están fallando” eran las palabras consoladores de Carlos Pinilla para ayudarle a los productores a subir los rendimientos.

El trabajo

De sus 20 años en Urabá, 18 dedicados a la industria bananera. “ Me desempeñe en varios cargos de responsabilidad técnica y Gerencial, una escuela extraordinaria, pasando por C.I Uniban S.A, Grupo 20 Ltda, C.I Proban S.A, Agrícola Sara Palma S.A, y antes de llegar a EPM, fue el Gerente de Operaciones de la compañía Del Monte en Colombia. “Yo llegue en el momento en que la violencia estaba empezando a disminuir y vemos ahora con enorme alegría que todo el potencial tan grande que tiene esta región, se está volviendo una realidad ”: siempre escuchábamos que Urabá era la mejor esquina de américa.

Su familia

Su papa de origen tolimense, terminó su vida laboral en el SENA como instructor de metalmecánica en Urabá y su madre nacida en Manizales donde viven en la actualidad. Es el mayor de dos hermanos, su hermana Liliana, trabajadora social radicada en dicha capital. Nació en Medellín, tiene tres hijos: Juan Alejandro, de 14 años, Paloma e Isabella de 8, casado hace 4 años con Claudia Ochoa, contadora de profesión y actualmente cursa 9 semestre de Psicología. Con especial agradecimiento por lo que le ha deparado esta región, dice que los amigos, son su mejor capital humano.

“Esta región me ha dejado muy buenos amigos, gente a la que aprecio mucho, he aprendido muchísimo a quererlos y desde el punto de vista de la carrera como tal, todos decimos lo mismo, esta región y su gente tiene una cosa muy especial, nos amarra y nos compromete para siempre”.

Su llegada a Aguas de Urabá y EPM

Por su condición de académico, su maletín está más cargado de conocimiento que de plata. Si el negocio del banano terminó siendo su escuela, llegar a “Aguas de Urabá y EPM, ha sido lo máximo: “es un grupo extraordinario, es una familia, muy organizados, he aprendido muchas cosas, el trabajo en equipo, la importancia del relacionamiento con los alcaldes y el resto de grupos de interés, la visión y lectura de los territorios, los temas gerenciales, la planeación estratégica, la sostenibilidad y por supuesto sobre servicios públicos, una escuela muy valiosa y el compromiso del Grupo con la región es muy grande”, persisten por supuesto oportunidades de mejora, sin embargo, los avances de Aguas de Urabá son notables en los últimos 2 años, retomamos el rumbo, igual con gas y energía, también tenemos resultados muy positivos en los indicadores de atención al cliente en nuestras oficinas, finalmente el trabajo de nuestra fundación EPM.

No es fortuito llegar al Grupo EPM. “El hecho de que esté acá, es porque me considero un urabaense más y eso es lo que refrenda este compromiso con el territorio”.

Como proyecto de vida en el corto plazo “termino este año mi Maestría en Administración MBA con EAFIT, tenía esa tarea pendiente, ya había hecho la especialización en Gerencia con la Universidad de Antioquia, tuve la oportunidad de hacer 2 diplomados en proyectos y otro en finanzas, siempre he sido un enamorado del estudio y en el mediano plazo esta acompañar de forma robusta este proceso tan importante que se está dando en Urabá, el interés de EPM es continuar siendo verdaderos promotores del cambio y transformación del territorio.

EPM ha priorizado la región de Urabá, tenemos una enorme ventaja es que somos de aquí, conocemos el entorno y sus necesidades , nuestros objetivos corporativos pasan entre otros, por mejorar la calidad de vida de las comunidades, mejorar los indicadores de prestación de los servicios públicos, mejorar el nivel de relacionamiento con los grupos de interés en la región, que nos sientan cerca, que nos quieran, que respondemos oportunamente a sus inquietudes y por supuesto, acompañar el futuro desarrollo Urbano, empresarial y logístico de la región más linda y prospera de este país “ URABA”

904 total views, 5 views today

TEMAS RELACIONADOS

Leave a Comment